institucionales

Edificio Consistorial San Pedro de La Paz

ficha técnica / fact sheet

volver
es

FORMA – IDENTIDAD – SOSTENIBILIDAD San Pedro de La Paz ha nacido como comuna en torno a la laguna de San Pedro y los bosques circundantes, elementos naturales que le dan identidad. Por otro lado, la Región del Biobío se ha caracterizado por ser una Región maderera por excelencia.

El proyecto toma prestada su forma de los castillos, construcciones mediante las que, tradicionalmente, se ha secado la madera en la zona. El apilado de tablas por capas superpuestas permite el paso del aire entre ellas, favoreciendo el secado por convección y genera una sombra protectora, templando la temperatura, lejos de extremos fríos y cálidos.

ENTORNO URBANO
En un entorno urbano en formación, carente de grandes referencias arquitectónicas, el Centro Cívico se transformará en un polo de atracción, constituyéndose en un nuevo centro urbano.

Optamos por la verticalidad y la masa, como elementos que den identidad al lugar. En respuesta hacia el entorno inmediato, el proyecto se comunica con la ciudad a través de la plaza pública que lo antecede. Esta plaza se cierra hacia el Norte, en donde se proyecta un centro comercial, a la vez que se abre hacia el Sur en donde existe un colegio. En el espacio que separa la plaza del colegio, se diseña un bosque de árboles nativos como barrera verde, al igual que hacia el costado Poniente del terreno.

VOLUMETRÍA
El volumen resulta de la sumatoria de piezas por adición, como en una torre de madera, las piezas se van sucediendo hasta formar un cubo virtual, vacío en su interior. En la base, de doble altura, se adiciona un módulo que conforma la plaza pública que antecede el acceso al Centro Cívico. Finalmente, el desplazamiento de algunas piezas genera entrantes y salientes que aportan complejidad a la composición, jerarquizando algunas zonas del programa.

EL VACÍO CENTRAL
En la cultura griega, origen de nuestra civilización occidental, la palabra vacío o “kenon”, referido a la noción espacial del término, se concibe como la cualidad de aquel lugar definido por unos límites cuya característica fundamental es la oquedad, entendida ésta como la falta de todo cuerpo perceptible a simple vista. En palabras de Kirk y Raven, «una de las nociones clásicas del pensamiento físico griego», que es la del vacío como condición previa del movimiento. En otras palabras, el vacío sería, así, el espacio libre y carente de ser, es decir, de corporalidad o contenido material, lógicamente necesario para postular la posibilidad del movimiento.

LA PLAZA.
Si el vacío-vertical es el espacio del encuentro visual y la integración espacial, la plaza-horizontal es el lugar de la democracia y los actos públicos.

En un lugar urbano más bien nuevo, caracterizado por grandes contenedores de programa, rodeados de vacíos privados, como jardines y playas de estacionamiento, lo que se busca es generar una gran plaza pública, que recoja infinidad de actos asociados al ciudadano. Un espacio representativo que pueda ser utilizado, tanto para actos propios de la municipalidad, como para conciertos, obras al aire libre, ferias etc.

Potenciando la longitud de la plaza, un espejo de agua, que se entremezcla con la vegetación, remata contra un mural en la base del edificio, al tiempo de articular el acceso a la Dirección de Tránsito ubicada en el zócalo, junto a un patio inglés.

Esta clara y limpia plataforma pública, que es la plaza, la imaginamos como un espacio multifuncional, lleno de actividad que termina, a través del hall, en una densa capa de vegetación, que protege a este último, en verano.